Nueve pasos para un embarazo más seguro

Las sustancias químicas fabricadas por el hombre se han almacenado en nuestro cuerpo, según los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades, lo cual preocupa a las mujeres embarazadas acerca de que se está filtrando a través de ellas a los bebes por nacer. Afortunadamente, usted puede tomar medidas sencillas para reducir estos riesgos al escoger inteligentemente lo que come, bebe y respira.

Los factores más obvios incluyen evitar el alcohol, el humo del cigarrillo, la cafeína y la arena para gatos. Lamentablemente, la exposición prenatal a otros contaminantes comunes puede afectar al feto durante etapas críticas del desarrollo de los sistemas vitales, dice el pediatra Philip Landrigan, MD director del Centro de Salud Infantil y Medio Ambiente de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York. A continuación hemos realizado una lista de diez clases de toxinas capaces de atravesar la placenta y la forma de evitarlos.

1. Recorta el consumo de grasas animales.
Cuando estás embarazada, es más importante que nunca  elegir cortes magros de carne, corta la grasa, y opta por productos lácteos sin grasa. He aquí por qué: Algunas toxinas relacionadas con daños prenatales al sistema nervioso y hormonal se almacenan en los tejidos grasos. Estos incluyen los bifenilos policlorados (PCB), que plantean riesgos de inteligencia reducida para el feto en desarrollo, los retardadores de fuego bromados, las dioxinas y otros contaminantes que persisten en nuestro aire y agua.

2. Ponga fin a los insecticidas en su casa y oficina.
Los organofosfatos son una familia de insecticidas que atacan el sistema nervioso. Algunos de los organofosfatos más peligrosos, chloripyrifos (Dursban y Lorsban) y diasinon (Spectracide), los cuales ocasionan un menor peso al nacer, fueron eliminados del uso residencial y escolar en 2003, y otros cuatro fueron retirados del mercado en 2006. Sin embargo, otros organofosfatos todavía están en circulación, como tetraclorvinfos, que se encuentra en collares antipulgas para mascotas, y otros compuestos similares llamados piretroides. Los pesticidas también liberan compuestos orgánicos volátiles.

Entonces, ¿cómo proteger la casa de las plagas sin riesgos? Investigadores del Centro Columbia para la Salud Ambiental Infantil (CCCEH) recomiendan que las mujeres embarazadas usen trampas con pegamentos y trampas con cebo, pues son “más seguras, duran más y son más eficaces”, también manteniendo las superficies limpias de restos de alimentos, la eliminación de basura y el tratamiento de grietas con ácido bórico, los cuales han sido clasificados por la EPA como de baja toxicidad, y luego sellarlos con masilla. (Mantenga el ácido bórico y los cebos fuera del alcance de los niños y las mascotas).

3. Selecciona alimentos orgánicos.
Muchos de los pesticidas tóxicos se siguen utilizando ampliamente en los cultivos de alimentos, incluso si están prohibidos para el uso doméstico debido a los riesgos de salud. Dé prioridad en su lista de compras a los cultivos orgánicos tales como las manzanas, pimientos, apio, nectarinas, melocotones, peras, patatas, espinacas y fresas. Incluso después de lavadas y peladas, las frutas y verduras, cultivadas de la forma convencional, pueden contener residuos de pesticidas que pueden ser perjudicial para usted y su hijo nonato.

4. Evite el pescado alto en mercurio.
El mercurio es una potente neurotoxina que puede dañar al feto en desarrollo. Di “no” al pescado con alto contenido de mercurio como el atún fresco, albacora enlatada, róbalo, el pez espada y blanquillo (Una comida de pescado con niveles de mercurio moderados, como el atún enlatado, se pueden comer una vez al mes). Sin embargo, el pescado con un contenido de mercurio bajo, como las sardinas, salmón y róbalo rayado de granja, contienen ácidos grasos omega-3 los cuales son beneficiosos para su bebé. Para más consejos sobre el derecho de comer pescado y protegerse del mercurio, vea “Contaminación de mercurio en los peces”.

5. No remueva la pintura vieja.
Dado que el plomo ha sido prohibido en la gasolina desde 1996 y en la pintura desde 1978, actualmente la mayoría de las exposiciones al plomo provienen de las pinturas viejas. Este metal pesado, que también puede contaminar el agua y el suelo, puede interferir con casi todos los aspectos del desarrollo del feto, causando daños cerebrales y renales, según la CCHE. Si tu casa antigua tiene pintura con plomo en buen estado, cúbrela con pintura fresca en vez de quitarla, pues esto libera polvo de plomo en el aire. Para probar si la pintura contiene plomo, vea epa.gov/lead/pubs/leadinfo.htm.

6. Asegúrate de que el agua es segura para beber.

Tu compañía local por ley debe anualmente facilitarte el reporte "Derecho a saber" una lista de los agentes contaminantes que la EPA reconoce existen en el agua a niveles potencialmente peligrosos. Trihalometanos, por ejemplo, pueden aumentar el riesgo de aborto involuntario. Si sospechas que hay plomo en las tuberías, deja que el agua corra durante 30 segundos para quitar cualquier residuo de plomo antes de usar el agua. Encuentra servicios de pruebas de plomo en epa.gov.

7. Respire aire fresco.
A pesar de las tentaciones de los aromas de lavanda y lila en su hogar u oficina, no se deje engañar por los ambientadores sintéticos, incluso los que son etiquetados como “sin olor” o “todo natural”. Los perfumadores de ambiente a menudo contienen sustancias químicas peligrosas conocidas como ftalatos que ni siquiera están identificadas en la lista de ingredientes. Los ftalatos son conocidos disruptores hormonales. Cinco tipos de ftalatos(uno de los cuales se encuentra en los ambientadores) están catalogados como causantes de defectos de nacimiento en un estudio realizado por el estado de California. Para obtener más información, consulte “Riesgos ocultos en los ambientadores".

8. Mantente alejado de las emisiones de vehículos y chimeneas.
Las investigaciones realizadas por la Universidad de Columbia vincula productos químicos “relacionados con la combustión”, llamados hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), con períodos de gestación más cortos para las mujeres embarazadas, dando como resultado bebés más pequeños. Los HAP se encuentran en las emisiones de gases de los autos o autobuses, emisiones de la calefacción residencial y generadores de energía. Mantén las ventanas cerradas durante las horas de mayor tráfico y antes de hacer ejercicio al aire libre, revisa el índice de calidad del aire de la EPA en Airnow.gov.

9. Mantente alejado de los ftalatos en el vinilo, productos de limpieza y de cuidado personal.

Los conocidos ftalatos, sustancias que desequilibran el sistema endocrino, también se encuentran en los ambientadores, son ampliamente utilizados como plastificantes en los esmaltes de uñas y el vinilo y como disolventes en las fragancias sintéticas. Evite los productos de vinilo suave y cosméticos que contengan “fragancia”, también vea la lista cosméticos libres de ftalatos, en Campaña por Cosméticos Seguros.


Crédito de foto: http://www.flickr.com/photos/bies/ / CC BY-NC-SA 2.0


Comments

Post new comment

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.